Newsletter subscribe

Uncategorized

Soy un joven con una pasion

Posted: noviembre 26, 2010 a las 2:47 am   /   by   /   comments (0)

Soy un joven con un pasión que hace arder mi corazón. ¿Quieres conocer cuál es esa pasión? Entonces permíteme contarte una historia.

Si me pedirían que cuente ‘mi testimonio’ en algún lugar a una o muchas personas; algunos detalles que resaltarán fueran mis Dios (obviamente), mis padres, mis hermanitos, la maestras que me compartieron de Cristo, algunas personas que conocen también a Dios, los nombre de congregaciones y ministerios, aún los nombres de los colegios en donde estudié.

Pero en esta ocasión me gustaría hablar de mi pasión. Soy un joven que ha venido aprendiendo bastante en estos veinte años, pero hay mucho más que todavía seguiré conociendo y descubriendo.

Algunos de ustedes talvez están es su adolescencia, o quizás en su juventud, puede que aún en su adultez o vejez, pero creo que en todas esas etapas hay algo que nos puede apasionar, lo suficiente para llevarnos a continuar esforzándonos y seguir a pesar de las tristezas o dolores.

Ahora, también puedo decir por vivencia diaria: ¡DIOS ES REAL Y ME AMA!. Asimismo Dios ama a cada uno de los seres humanos, a pesar de que a veces no nos interesa o lo despreciamos.

Tuve el tremendo regalo de nacer en un hogar ‘cristiano’ que conoce a Dios y lo ama, no por eso significaba que conocía a Dios, yo tuve que tomar la decisión de aceptarlo en mi vida personalmente.
Y conocí a una amiga en el último mes que me hizo una pregunta, que hasta ahora me hace recordar y dar gracias a Dios de que a pesar de mis dudas, temores o tonterías, Él me ama y me guardó siempre. ¿Tuviste un alejamiento de Dios?

Esa pregunta me hace reflexionar y recordar mucho, es con eso que deseo empezar esta publicación.

Comúnmente tendemos a clasificar los pecados por tamaños y pesos, pero pecado es pecado. Con pecado no refiero solo a acciones ‘malas’ de acuerdo a nuestro pensamiento, sino a todo aquello que se va en contra de lo que Dios ha dicho, y es increíble que a veces los que conocemos a Dios nos creemos mejores que otros por eso, y no recordamos que el creerme mejor o superior de esa manera ya es pecado; yo no tengo posición, permiso ni capacidad de juzgar a nadie, porque el único digno de hacerlo es Dios, y Él si juzga con verdadero amor, misericordia y justicia.

Digo esto porque quiero dejar muy en claro que nada de lo que digo tiene intensión de humillar o discriminar a nadie; antes de malinterpretar mis palabras, intenta captar la esencia hermosa de lo que Dios puede inspirar en este corazón, que aunque imperfecto, anhela cada día mejorar para Dios, aquel que me ama y me muestra su amor cada día.

Si vamos a cosas como salir a farrear y regresar a la casa borracho en la madrugada, fumar hierba, intentar conquistar a una chica solo para tener sexo con ella, talvez ir destrozando propiedad privada o pública por no tener nada mas que hacer en la vida, o talvez cosas como robar información de cuentas bancarias por internet, torturar animales o infinidad de cosas que muchos creen que son peores que otras (aunque estén al mismo nivel).
Yo en realidad no estuve involucrado con eso. Por favor, no creas que por eso estoy diciendo que soy mejor o valgo más que aquellos que si lo han estado alguna vez en sus vidas.

Mi alejamiento no fue muy notable en cuanto a acciones ante los demás, nadie me concideraría un chico malo. Pero no signifca que YO no estaba alejado de mi DIOS.

Cuando era niño, casi a los seis años, Jesús entró en mi vida y me salvó. ¡Que maravilloso!
Continué viviendo y aprendiendo mucho de Dios, mis papás han sido siempre los primeros en enseñarme y guiarme en los caminos de Dios.
En la escuela siempre supieron que era cristiano. Pero llegó el tiempo de mis primeros años de colegio y algo curioso sucedía. Me preguntaban si era cristiano y yo decía ‘SI’, pero nunca dije nada más. ¿nada más? te preguntarás. Pues me refiero a que aunque era cristiano no solía proclamar a quien es la razón de llamarme cristiano, CRISTO JESÚS.
Conocía algo de la Biblia y de quién era Dios, pero no se lo contaba a los demás con las ganas o la PASIÓN de la cual te puedo contar ahora.

Mi alejamiento no fue muy notable externamente, pero si en mi corazón. Recuerdo cuando en varias ocasiones me preguntaba si había algo real para lo que debía estar acá, o si había algo verdadero por lo cual luchar que trascienda las tonterías de este tiempo; cuando lo recuerdo sonrío porque aún en ocasiones le pregunte a Dios mismo si de verdad ÉL es real.
Siempre tuve ganas de hacer revolución, y recuerdo que mis ‘héroes’ eran esos famosos de la historia que se rebelaron contra algún tipo de sistema; escuchar historias o testimonios de gente llevando la contra y aún tomando las cosas por la fuerza con palos, piedras o armas era algo genial para mí.
De nuevo, no quiero denigrar lo bueno de aquellos sucesos y acciones, pero después de un tiempo me di cuenta la basura que se había introducido y se había tratado de ocultar.

En fin para no alargar más toda esta historia.
Recuerdo que después de mis primeros años de colegio, algo diferente comenzó a suceder en mi vida.
Una prima me comenzó a invitar a algunos lugares, conversábamos mucho de Dios. Eso, las oraciones de mis papás y sus enseñanzas estaban abriendo mi corazón y mente para algo impresionante que estaba por suceder.

Dios me recordó el porque yo acepté abrirle mi corazón cuando era niño, y trajo un mensaje grandioso a mi corazón. Algo parecido a esto. 🙂

Dios: ¿Con te gustaría hacer revolución y hacer algo diferente de verdad?
Yo: Si, me gustaría mucho.
Dios: ¿Quieres saber lo que es vivir realmente la vida?
Yo: Creo que sí.
Dios: ¿Quieres ayudar a los demás y luchar por lo que necesitan?
Yo: Si, me enoja ver y escuchar de las injusticias todos los días.
Dios: ¿Quieres ver muchos jóvenes juntos haciendo revolución?
Yo: ¡Si! ¡Si! ¡Si!
Dios: Pues entonces escúchame ahora.

Dios es tan maravilloso que, aunque por un tiempo para mi Él fue como un bombero a quien yo buscaba solo cuando tenía un problema, que aunque yo no hablaba de Él con amor y pasión, aunque nunca quería conversar con Él, muchas veces talvez aún le culpe de cosas y aunque en muchas ocasiones me olvide de Él; no importó para que Dios me continue amando infinitamente y desee mostrarme lo que de verdad es vivir la vida.
Y aunque no fue audible su voz, en mi corazón y mi mente yo sabía lo que ÉL me estaba diciendo.

Dios: Hijo mío, si quieres de verdad vivir la vida, entonces escúchame, toma mi mano y te mostraré lo que es disfrutar la vida que te he dado. Hijo mío, ¿quieres hacer revolución? Entonces te invito a ser parte de la mas grande y real revolución, MI REVOLUCIÓN DE AMOR, una revolución donde no se lucha con armas humanas ni con filosofías sino con mi poder y amor, una revolución donde el máximo objetivo no es tirar piedras o tumbar una ideología solamente, sino que el mundo entero conozca MI AMOR y pueda de verdad aprender a disfrutar la vida que le he dado. ¿Quieres impactar y luchar por la vida de los demás? Entonces te invito a ser parte de ésta revolución, que no la dirige un humano ni se rige a lo que la época dice, sino que la dirigo YO, EL GRAN YO SOY, el Dios a quién tu conoces y amas.

El resumen de todo lo que Dios ha venido hablando a mi corazón durante estos años es que si quiero hacer revolución de verdad, me una a las filas militantes de Su revolución, una revolución que busca impactar todas las áreas del ser humano, empezando por la espiritual pero llegando a cada una de las demás.

¿Sabes cuál es mi máxima pasión? La respuesta es sencilla ahora. En un tiempo eran otras cosas, pero ahora es alguien, y ese alguien es Cristo Jesús. Y Él nunca me ha dicho que deje aquellas cosas que me apasionan, sino que si Él es mi máxima pasión el resto lo podré disfrutar de verdad y con libertad, logrando impactar las vidas de muchas personas. Que aunque talvez no llegue a ser famoso o que esos impactos salgan en televisión, la verdadera misión se cumple en aquellas personas que Dios desea hablar y actuar por medio de éste y muchos otros jóvenes locos (apasionados) por Él.

Ahora talvez tu has escuchado acerca de Jesús, quizás lo conoces, o talvez no quieres tener nada que ver con Él; pero hay algo que te puedo decir desde el fondo de mi espíritu:

No hay nada mas grandioso que vivir para y con Jesús.

Él te ama con tanta pasión que a pesar de todo, ÉL se entregó en una cruz, derramando su sangre solo para poder restaurar la relación entre Él y tú. Este regalo es por gracia, lo cual significa que es gratis, no importa que tengas o que hagas, lo único que debes hacer es aceptar ese regalo.

Por experiencia propia te puedo decir que desde que mi máxima pasión es Cristo Jesús, muchas cosas han sido difíciles otras fáciles, muchas han sido felices pero otras tristes, muchas cosas todavía no entiendo y otras han sido una gran revelación; pero en todo tiempo, a cada momento Jesús ha estado conmigo para acompañarme, secar mis lágrimas, abrir mis ojos, fortalecerme, hacerme reir, abrazarme, sostenerme cuando no podía más y aún aguantar mis tonterías.

No hay nada mas grandioso que conocer a Dios y vivir para Él, con esperanza y amor verdadero que no se basa en lo que tienes o como has actuado, sino en el hecho de que DIOS ES AMOR y por eso desea apasionadamente tener una relación personal contigo.

No importa si dices ser crisitano o no, tu necesitas entender que sin Dios no puedes hacer nada y no eres nada, pero cuando Dios es el Señor de tu vida, puedes repetir las palabras de un hombre llamada Pablo que también conoció a Dios dijo alguna vez: ‘Para mí el vivir es CRISTO, y el morir es ganancia.’ – Filipenses 1:21 RVR60

Te sientes confundida, no sabes que hacer, te encantaría gritar tu agonía a los cuatro vientos, no le encuentras sentido a seguir caminando cada día, estas triste en tu corazón, el mundo entero no te entiende, a pesar de tus logros no te sientes lleno, lloras a solas, anhelas algo mas verdadero que lo que te dicen alrededor tuyo.
Entonces yo te invito a que te reconcilies con Dios. Reconoce que has pecado delante de Él, recordando que con la sangre que Jesús derramó en la cruz, el precio ya fue pagado. Pídele a Dios que entre a tu vida, que restaure tu corazón y sane tus heridas, no tengas miedo de llorar y gritar delante de Él, Él te escucha y ni una lágrima se derramará en vano. Él dice que si lo aceptas como tu Señor y Salvador personal, nacerás de nuevo, no de cuerpo pero de Espíritu; si tu le entregas el trono de tu vida a Él, sabras de verdad lo que es vivir la vida. En oración pídele que entre a tu vida, Él promete que si lo haces de verdad con fé y te arrrepientes de tus pecados, Él escuchará y te adoptará como Su hija o hijo.

Quiero decirlo una vez más: Mi máxima pasión y amor es el Señor, el único y verdadero Dios, Rey de reyes y Señor de Señores, Creador de los cielos y de la tierra, Soberano y Justo, Omnipresente y Omnipotente, Él que si ha demostrado lo que es amar de verdad al entregarse y humillarse para pagar el precio de nuestros pecados, sin merecerlo y que aún humillño a la muerte al resucitar al tercer día. ¡Jesús Vive!

Por todo eso y mucho más, Él es la más grande pasión de este joven, que conitnua aprendiendo y conociendo mas, pero por eso mismo es emocionante vivir la vida, porque aunque a veces las cosas sean difíciles o tristes, puedo estar confiado que Él no me desampará y por siempre me amará.

Se que esta publicación ha sido bastante larga, pero de verdad puedo decir que para todo lo que mi corazón podría proclamar acerca de mi Padre Celestial, esto es tan solo una pequeña parte, porque como se menciona en la Biblia, si escribiésemos libros contando todas las maravillas que Él ha hecho, llenarían la tierra entera y más aún.

Tu quieres saber porque hay muchas chicas y chicos locamente apasionados por Dios, te invito a leer la Biblia y en oración pedirle a Dios que te muestre quien de verdad es Él, si lo haces sinceramente ÉL no te dejará sin respuesta. Talvez hay alguien así cerca tuyo, pregúntale también, talvez aún yo podría responderte y si deseas podemos conversar más, solo escríbeme que será un gusto y honor responderte.

Para mis hermanas y hermanos en Cristo, no vivamos como que no conocemos a aquel que nos salvó y dió vida eterna, hagamos revolución y mostremos de verdad el amor con el que Dios nos ha amado. No nos callemos, no tengas miedo porque ¡Él está con nosotros siempre!
Cristo Jesús es nuestra máxima pasión, entonces disfrutemos de verdad la vida en libertad.

Espero que de alguna manera estas palabras hayan sido de impacto y bendición para tu vida.

Dios bendiga a tu familia y te guarde en su perfecto amor, eterna paz y dulce pureza.

Eso no más… por el momento.

En el precioso amor de Cristo Jesús,
Jonathan Ricardo Proaño Alcívar
@PARLOX

#ParloxNetwork
http://twitter.com/parlox
http://facebook.com/parloxnetwork
http://parlox.blogspot.com
http://hricpg.blogspot.com
http://davidconcristo.blogspot.com

**Las imágenes presentadas en esta publicación fueron localizadas en
http://congraciaeirl.blogspot.com/2008/12/pasion-toma-la-vida-y-amala.html
http://www.cinereligioso.es/blog/?paged=3
http://www.delejuventudcordoba.es/?q=node/227

¿Te gustó este artículo?
Mis nuevos artículos y recomendaciones directo en tu buzón.

p.d. No te enviaré spam. Todos valoramos la privacidad.